El Gobierno español evita tomar medidas en el caso del despido del futbolista Unai Etxebarria

EH Bildu registró en el Congreso varias preguntas dirigidas al Gobierno español para conocer si iba a tomar algún tipo de medida en relación al caso del futbolista Unai Etxeberria, despedido tras haber mostrado una camiseta en apoyo a los jóvenes de Altsasu. El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha explicado que está «comprometido con la libertad de expresión» y con la lucha contra «cualquier discriminación laboral», pero no tomará medidas.

NAIZ|2020/10/18
Unai
Unai Etxebarria, en la imagen de apoyo a los represaliados altsasuarras. (Twitter)

El diputado de EH Bildu, Jon Iñarritu, presentó en el Congreso español una serie de preguntas dirigidas al Gobierno español tras el «despido» del exguardameta del Granada, Unai Etxeberria, después de que durante la celebración por la clasificación del equipo para la Europa League posara con una camiseta de «Altsasukoak aske», lo que desató una campaña de Vox y derivó en un expediente del club y en su posterior «despido».

El caso de Etxeberria tuvo mucho recorrido en las redes sociales y el guardameta tuvo numerosos apoyos tanto en el Estado español como en Euskal Herria. Para muestra, la numerosa concentración que se llevó a cabo en Algorta, su localidad natal. La junta de portavoces del Ayuntamiento de Getxo también firmó una declaración institucional mostrando su solidaridad con Unai Etxebarria y reivindicando la libertad de expresión.

Cabe recordar que el portero, actualmente jugador del filial del Valencia, denunció lo sucedido ante la AFE y el caso lleva varias semanas esperando a que un tribunal de Trabajo resuelva si el despido es procedente o no.

En opinión del grupo soberanista, «todo indica» a que el cese del jugador ha sido «única y exclusivamente debido a un ejercicio de libertad de expresión» y a una «discriminación» por motivos de opinión que, a su juicio, reflejan una «vulneración clara de los Derechos Fundamentales».

Por este motivo, EH Bildu, preguntó si el Gobierno español conocía los hechos, si ha abierto algún tipo de investigación sobre los mismos y si, en definitiva, estima tomar medidas para evitar que personas puedan ser discriminadas en su ámbito laboral por opiniones políticas y por el libre ejercicio de la libertad de expresión.

Las preguntas se registraron el 2 de setiembre y, más de un més después, en concreto el pasado jueves, 15 de octubre, llegaba la réplica del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

El Gobierno español respondía que la «potestad disciplinaria» atribuye a sus titulares legítimos la facultad de investigar y, en su caso, sancionar o corregir a las personas o entidades sometidas a la disciplinad deportiva, argumentado de esta manera que no es competencia del Ejecutivo examinar el caso.

Por último, añade un comentario en el que dice estar «comprometido con la libertad de expresión» y luchar contra «cualquier discriminación laboral». Una respuesta que, para EH Bildu, refleja que el Gobierno español «echa balones fuera» y confirma que no va tomar ningún tipo de medida al respecto.