|2020/02/02

El anarquismo internacional golpeó en nuestro país llevándose por delante a Cánovas del Castillo, el presidente español que se cargó los Fueros. El magnicidio aceleró la decrepitud del imperio español. Su autor fue ejecutado a garrote vil; su cadáver, expuesto ante los bergararras para escarmentarlos. Esta es la historia de aquel joven italiano que tanto influyó en el devenir histórico de Euskal Herria.