2016/12/20

Myanmar quiere negar la existencia histórica de los rohingyas
Noel CABALLERO (Efe)|bangkok

El Ministerio birmano para Asuntos Religiosos y Cultura trabaja en la publicación de un libro para refutar que la minoría musulmana rohingya es una etnia autóctona, mientras continúan las denuncias por abusos contra esta población.

El organismo planea que el volumen detalle la «verdadera historia de Myanmar», en respuesta a las «injerencias foráneas» que «pretenden manchar la imagen política» del país. «Las verdad real es que la palabra rohingya nunca ha sido usada o existe como una etnia o raza en la historia de Myanmar», se expone en el documento oficial.

Grupos radicales budistas llevaron al anterior Ejecutivo a adoptar múltiples medidas discriminatorias contra ese colectivo, incluida la privación de movimientos y la negación de la ciudadanía. Según una ley aprobada en 1982, durante el régimen del general Ne Win, el Gobierno solo reconoce como etnias minoritarias autóctonas aquellas que vivían en Myanmar antes de la primera guerra anglo-birmana (1824).

Más de un millón de rohingya viven en la actualidad en el Estado Rakhine, donde sufren una creciente discriminación desde el brote de violencia sectaria en 2012 que causó al menos 160 muertos y dejó a unos 120.000 de ellos confinados en 67 campos.

Las autoridades consideran a los rohingya inmigrantes bengalíes, a pesar de que muchos acreditan que sus antepasados llevan siglos en Myanmar. Organizaciones en favor de los derechos humanos han denunciado numerosas violaciones, torturas, robos y ejecuciones perpetradas por los uniformados contra esta población, que son negadas o ignoradas por el Gobierno.