2018/02/10

Iñaki Soto: «Hay que hacer justicia con la familia de Iñigo Cabacas»
I.I.
0210_eh_fina

Nada más conocerse la sentencia, el director de GARA, Iñaki Soto fue entrevistado en Info7 Irratia y, al tiempo que hacía una valoración positiva de la decisión judicial, manifestaba que «nuestro primer recuerdo es para la familia de Iñigo Cabacas, a quienes no queremos olvidar porque este juicio ha sido especialmente duro para ellos, porque han estado con nosotros y porque merecen justicia. Queremos mostrarles toda nuestra solidaridad». Y añadió que «aunque la sentencia hubiera sido otra, no cejaremos en nuestra labor profesional y en la exigencia de justicia».

Acto seguido, Soto dio «muchísimas gracias por la solidaridad que recibimos, enorme y desde sectores muy dispares. Muchas desde nuestra profesión, el periodismo, y también desde otros sectores. Hemos recibido un gran apoyo social, y no sé si lo hemos agradecido suficientemente», consideró.

Actuar con rigor

El director de GARA consideró «cuanto menos llamativo», que «el primer juicio por el ‘caso Cabacas’ haya sido el nuestro». Y aunque la sentencia ha sido en este caso positiva, consideró peligroso para la libertad de expresión y la libertad de prensa que, tras hacer su trabajo de forma rigurosa, medios y periodistas acaben sentados en un banquillo, lo que no deja de ser una forma de intimidación.

«Creemos que, a pesar de la sentencia favorable, el hecho de haber sido juzgados ya es un punto de inflexión peligroso. Era muy claro que lo que habíamos hecho nosotros era riguroso, profesional y veraz, pero la ley permitía llevarnos a juicio. Afortunadamente la sentencia corta una vía que podría ser muy delicada para la libertad de expresión y para la libertad de prensa».

Soto añadió que «nuestros derechos y nuestro oficio son muy frágiles, y ahora están en una situación arriesgada», lo que atribuyó no solo a hechos concretos, sino a que «el contexto es muy complicado para la libertad de expresión».

Reflexionó sobre que «el rigor que se nos exige a nosotros no se le exige a ningún responsable ni institucional, ni administrativo ni, como se ha visto, policial. Hay un desequilibrio».

No-repetición

Preguntado sobre si la próxima buena noticia será que se ha hecho justicia en el caso Cabacas, el director de GARA admitió que «es difícil predecirlo». Aseguró que hay un daño tremendo causado con la muerte del joven hincha del Athletic que ya no tiene arreglo, pero añadió que en el ámbito político y social se pueden tomar decisiones como que los responsables institucionales «reconozcan el daño causado, se hagan responsables y adopten medidas para algo así nunca vuelva a poder ocurrir».

Porque –explicó Iñaki Soto– «el operativo de aquella noche se montó de una forma no profesional e incluso antipolicial», con un «pensamiento sectario» en el que «no se contemplaron ni la seguridad de la gente ni su libertad ni sus derechos».

Soto concluyó que «la sentencia será importante, pero hay que asumir responsabilidades, no en forma de dimisiones, sino de que algo así no puede volver a pasar. Y a la familia de Iñigo Cabacas se le debe una explicación, una petición de perdón y justicia».