2018/03/10

Urkullu presenta a la UE una directiva sobre «claridad» con la objeción del PSE

El Consejo de Gobierno de Lakua aprobó el martes el documento «Visión del Futuro de Europa» que propone a la UE una «directiva de claridad» que permita consultas. Los consejeros del PSE no avalan el punto.

GARA|GASTEIZ
0310_eh_urkullu

El Gobierno de Lakua aprobó el pasado martes un documento en el que propone a la Unión Europea la implantación de una «directiva de claridad» que permita celebrar consultas sobre el «estatus de soberanía» de las «regiones constitucionales» que así lo deseen, y en el que se plantea garantizar la permanencia en la UE a los nuevos estados que puedan resultar de eventuales procesos de «secesión». Estos criterios salieron adelante con la «objeción» de los tres consejeros del PSE, socio minoritario del PNV en el Ejecutivo de Iñigo Urkullu.

El documento, que se titula “Visión del Futuro de Europa” y será remitido al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, fue aprobado el pasado martes por el Consejo de Gobierno, aunque Iñigo Urkullu no lo dio a conocer hasta ayer, en un acto celebrado en la sede de Lehendakaritza.

El texto, de 33 páginas, tiene el apoyo de todos los consejeros, con la excepción de tres puntos, que salieron adelante con la «objeción» de los tres representantes del PSE, lo que quedó recogido en acta.

El lehendakari afirmó ayer que esta «objeción» se enmarca en la «normalidad», dado que el PNV y el PSE ya plasmaron sus «discrepancias» en materia de autogobierno y soberanía en su pacto de gobierno. Por ese motivo, afirmó que estas diferencias no han supuesto «problema» alguno dentro del Ejecutivo.

Consultas sobre soberanía

En estos tres puntos se alude a cuestiones como la conveniencia de aprobar una «directiva europea de claridad» que permita celebrar consultas sobre el «estatus de soberanía» de las regiones que así lo deseen. Además, se plantea garantizar la permanencia en la UE a los nuevos estados que puedan resultar de eventuales procesos de «secesión».

El lehendakari de la CAV, Iñigo Urkullu, precisó que estas medidas no sólo están pensadas para eventuales procesos de independencia, sino que también pueden canalizar movimientos que propicien marcos de «cosoberanía o interdependencia».

El documento”Visión del Futuro de Europa” constata que el Ejecutivo autonómico defiende una UE «social», de corte «federal» y basada en principios de «gobernanza multinivel».

Urkullu destacó en su comparecencia de ayer que, pese a las diferencias en torno a cuestiones relacionadas con esa directiva de claridad, los consejeros del PNV y el PSE «comparten» el contenido esencial del documento, en el que recogen medidas de carácter social (bienestar, empleo, mujer, demografía y jóvenes), competitividad (política industrial, pymes, investigación e innovación) y político (descentralización y «gobernanza multinivel»).

TRES PUNTOS


De las 33 páginas que tiene el documento «Visión de futuro de Europa» los consejeros del PSE mostraron su objeción a tres puntos relacionados con cuestiones de soberanía de las «regiones constitucionales».