2018/10/11

Es un escándalo

Mbappé marca cuatro goles en trece minutos, Cassano entrena en la Tercera italiana y la Fiscalía belga irrumpe en la liga del país.

Joseba VIVANCO
1011_kir_internacional

«Que imite la sobriedad de Messi y no la frivolidad de Neymar», fue el consejo, tras la Copa del Mundo de Rusia en la que Francia se alzó campeona, que Jorge Valdano le dio a Kylian Mbappé, el futbolista llamado a tirar la puerta abajo del trono que en estos años se han disputado Leo Messi y Cristiano Ronaldo, y en el que había irrumpido el brasileño Neymar Junior. Con el luso como ídolo en su adolescencia, hoy, con solo 19 años, juega al lado no solo de ‘Ney’, llamado a ser sucesor de los dos antes citados, sino que incluso lleva camino de eclipsar al exculé. Hijo de un entrenador de fútbol de origen camerunés y una jugadora de balonmano argelina –su hermano juega en el Bursaspor turco– no solo deslumbra ya por su felina velocidad, sino por su fijación con la portería rival. Y prueba de ello los cuatro goles que le ‘recetó’, en solo 13 minutos, al Olympique de Lyon, una proeza al alcance de los elegidos y Kylian, que debutó en la Ligue 1 con apenas 16 años, se ha convertido en uno de ellos.

Dicen que peina calvicie por Zinedine Zidane, al que pidió de crío su primer autógrafo, y dicen que de niño dormía no con un peluche al uso, ni siquiera con un balón, sino con una pequeña réplica de la ‘orejona’, esa Champions que quiere en su vitrina por encima de cualquier Balón de Oro que le pueda llegar en el futuro. Frente a Les Gones del Lyon, Mbappé marcó en los minutos 61, 66, 69 y 74.

Halagos desde todos los rincones del planeta fútbol para una promesa hecha realidad con solo 19 años. Y de paso, con sus actuaciones, certifica a primeras de cambio que la Ligue 1 se jugará entre el segundo y el último clasificado, porque el título está reservado para un intratable PSG, nueve victorias de nueve partidos, algo nunca visto en los 85 años de vigencia del torneo. Mientras, «mi hijo está encantado con Mbappé y no habla más que de él», confiesa Neymar, feliz con su nuevo mejor compañero, después de trascender que ambos ‘marginan’ en su fútbol de ataque al charrúa y veterano Edinson Cavani. ‘‘L´Equipe’’ ha analizado la relación entre los dos y el uruguayo, y apenas si le pasan balones sobre el césped. El 25% de los pases de Neymar son para Mbappé, mientras que el 25% de los de Mbappé viajan en dirección contraria, lo que contrasta notablemente con el 0,5% de los envíos del brasileño y el 5% de los del francés que tienen como destino a Cavani.

La francesa es la liga que más apuesta y a la vez más minutos ocupa entre los jugadores de menos de 21 años, muy por delante del resto de principales ligas europeas. Campeonato que ha exportado nombres como Pjanic, Sadio Mané, Benzema, Hazard, Kanté, Lemar, Fékir, Dembelé o Mbappé; y de Ligue 2 Pogba, Mahrez, Ndombelé... este último llamado por primera vez estos días por Didier Deschamps, que en 2016 ni jugaba en el Amiens en tercera división, en 2017 estaba en Ligue 2 y ascendió el curso pasado con el Amiens a Ligue 1. Meteórico.

Todo un experto en el fútbol vecino como Andrés Onrubia defiende, molesto, que «es muy deprimente leer el mismo argumento todas las semanas, justificar que la Ligue 1 es una porquería porque el PSG gana casi siempre. Lo único que te saben decir es que Neymar juega ahí contra ‘granjeros’. El desconocimiento es total. Es la mejor liga formadora de Europa y la que más exporta a otros países. La principal razón por la que no mantiene a estrellas ni puede competir en dinero con otras ligas es porque las tasas fiscales son muchísimo más altas para un dirigente y, los derechos de televisión son ridículos. Y aun así, están Neymar, Thauvin, Payet, Mbappé, Falcao...».

Hablando de estrellas emergentes y al margen de Mbappé, si hay un jugador del que cada vez se habla más ese es Matthijs De Ligt, joven central diestro y capitán del Ajax, del que se dice el Barça está mucho más que atento, y al que quienes le conocen comparan con un Ronald Koeman mejorado y con el potencial para llegar donde quiera. Y otro con solo 19 añitos. Apunten seriamente su nombre, como el del polaco Piatek, pronunciado ‘Piontek’, ¿recuerdan? que solo necesitó nueve minutos de partido para marcar de nuevo, llegando a tal punto de convertirse en el primer delantero desde Gabriel Batistuta en 1994 en anotar en las 7 primeras jornadas de Serie A; ‘Batigol’ aumentaría la cifra a las 11 jornadas.

Ligaba más que Beckham

En Italia la vida sigue igual. La Juventus se marcha en la tabla, el Inter va recuperando posiciones, Mauro Icardi y el ‘Pipita’ Higuaín anotaron por partida doble antes de verse las caras en el Inter-Milan tras el parón de selecciones... Tal es la diferencia en este inicio de la Juve con el resto, que hay la misma distancia de puntos entre ella y la Lazio (1º y 4º, respectivamente) que entre Sampdoria y Empoli (5º y 18º). La nota histriónica de la semana, el sorprendente anuncio del Virtus Entella, equipo de la serie C, de que el irrepetible, inigualable e irreverente Antonio Cassano está a prueba, aunque sin contrato, con el club genovés de la tercera división. «He rendido al 30 o 40% de mi potencial», ha reflexionado a sus 36 años el exjugador que sostenía que «comida, sexo y fútbol es lo mejor que hay en la vida», que llegó a ser adicto a lo segundo, que durante su estancia en Madrid decía ligar más que David Beckham y todo no porque fuera guapo, sino bueno, porque «si no, no me hubiera mirado ni mi madre».

‘Fantantonio’, uno di noi, per sempre. «Uno teme que Antonio Cassano, poeta, pertenezca a la estirpe de los malditos. Un tipo como él no puede crear tanta belleza y quedar impune. La poesía es condensación, compresión de códigos en unos pocos signos. Y a eso se dedica Cassano en ese palmo cuadrado del área hacia el que confluyen el portero y un par de defensas y en el que un segundo es una vida», le definía Enric González, autor de ‘‘Historias del Calcio’’. Y proseguía: «Cassano no es de los que rematan al bulto: eso es periodismo. Tampoco piensa en cómo ha llegado ahí el balón y en cómo marcar: eso es novela. Por supuesto, no busca el penalti: eso es ensayo. Los pies de Cassano intuyen y sienten: adivinan dónde hay un vacío, cuánto se puede esperar, quién está en cada lugar y por qué. Y, mientras marca, ríe. Además de feo, es cruel y desconsiderado. A Cassano, poeta, habrá que disfrutarlo mientras dure». Y que dure.

Desde Guruceta, nada igual

Entre tanto, la Fiscalía belga irrumpía ayer con hasta 184 agentes de policía en numerosos clubes de la Jupiler Pro League, en total, 44 entidades investigadas por lavado de dinero y corrupción. El resultado de esta operación –que abarca a siete países– es la detención del más importante agente de futbolistas, y es que el objetivo no son los clubes sino los representantes de las compraventas de jugadores. Eso sí, el técnico del Club Brujas también fue arrestado, un exmanager del Anderlecht y un par de colegiados. Seguramente, como recuerda Irati Prat, experto en balompié belga, sea el caso más oscuro en el fútbol del país desde que en 1984 el Anderlecht pagara un millón de francos al árbitro guipuzcoano Guruceta Muro para arbitrar a favor del Anderlecht durante las semifinales de la Copa de la UEFA, en las que se enfrentaban al Nottingham Forest. En noviembre de 1995 salió a la luz, pero ya se había superado el plazo de prescripción de diez años.

Mucho más tiempo llevaba la Scottish Premier League sin ver en lo más alto a Celtic o Rangers. Y es que Edimburgo, la capital política e institucional, lo está siendo futbolística, ahora que Hearts e Hibernian lideran la tabla. Aberdeen y Dundee United la ganaron en los 80, FCDundee en 1962 y Kilmarnock en 1965; desde entonces y hasta ahora, coto de los de Glasgow. Como la Bundesliga lo venía siendo del Bayern, ahora sexto. Es líder el Dortmund de Paco Alcácer, tres goles saliendo del banquillo esta jornada. Y empatan Guardiola y su ‘Némesis’ Klopp. Y Unai Emery gana 1-5 y sigue al alza. Y remonta un 0-2 en Old Trafford y salva su cabeza José Mourinho en el United... Y mira a cámara al final del duelo y suelta en un entendible portugués: «Jódanse, hijos de puta». Scandal one...