2019/01/11

Rulli cierra su portería

El portero argentino volvió a ser el mejor jugador realista en un partido en el que Imanol dio minutos a los que no jugaron el domingo.

Joseba ITURRIA
0111_kir_real

REAL BETIS 0

REAL SOCIEDAD 0


La Real empató en un partido de ida de su eliminatoria de octavos de Copa jugado ayer en el Benito Villamarín que tuvo como protagonista otra vez a Gerónimo Rulli, que volvió a ser el mejor jugador de su equipo como en el Santiago Bernabéu y a dejar su portería imbatida.

Lo mejor fue que la Real mantuvo viva la eliminatoria en un partido en el que el Betis fue mejor y tuvo más ocasiones y en el que Imanol hizo lo que debe hacer un entrenador de un equipo del presupuesto y de las características del blanquiazul que debe priorizar la Liga en un mes de enero que va a marcar los objetivos que se puede marcar en esta competición.

Eso no quiere decir que renuncie a competir en la Copa porque utilizó de entrada a los siete jugadores de campo disponibles que no jugaron de inicio en el Bernabéu y el equipo compitió bien, aunque se notó la falta de rodaje de algunos futbolistas que no han jugado mucho en las últimas semanas.

Entre todos los cambios destacó la primera titularidad de Luca Sangalli después de más de dos meses sin poder jugar por el ictus que sufrió. Aguantó bien casi todo el encuentro y protagonizó la mejor oportunidad realista en el primer tiempo tras una pared con Bautista en la que no pudo disparar.

Solo repitieron en el once realista Diego Llorente, que pasó al central izquierdo para permitir que Le Normand jugara en su perfil natural, Zurutuza, Oyarzabal, que también cambió de banda y jugó por la derecha, y Rulli tras su buen partido en el Bernabéu, El portero argentino no estuvo seguro en un par de balones aéreos y en algún pase en el primer tiempo, pero tuvo una gran intervención clave en el minuto 43 a disparo de Guardado que permitió a la Real marcharse con el marcador igualado al descanso y en la segunda parte estuvo a un gran nivel como en Madrid.

El Betis fue superior sobre todo en el primer tiempo, en el que Joaquín envió un balón al larguero con la izquierda tras una pérdida de Zubeldia y puso a prueba al portero argentino en una falta directa. Quique Setién, que presentó más titulares porque repitieron seis jugadores de campo alineados en Huesca, renunció a jugar con sus tres centrales y colocó cuatro jugadores por dentro –Willian, Lo Celso, Guardado y Canales– que permitieron a su equipo acaparar la posesión de balón, un 66% en el primer tiempo, y tener el control del partido y del juego.

La Real intentó presionar la salida del juego bético, pero apenas consiguió robar balones en el medio campo rival y tuvo que jugar muy replegada sin poder realizar el juego que le gusta en el primer tiempo, en el que solo se acercó con peligro en la primera jugada de Luca Sangalli.

Lesión de Le Normand

Imanol siguió con el reparto de minutos tras el descanso al dar entrada a Merino en lugar de uno de los titulares en Madrid, Zurutuza para jugar en esa posición, más retrasado que el domingo. Luego se vio obligado a sustituir a Le Normand lesionado después de que Quique Setién buscara más profundidad en la izquierda con la entrada de Tello para intentar aprovechar que Zaldua tenía tarjeta.

El segundo tiempo comenzó como acabó el primero, con tres buenas paradas de Rulli a remates de Lo Celso en los primeros veinte minutos. A partir de ahí la Real mejoró y tuvo una clara ocasión para adelantarse en un remate de Juanmi que no acertó a superar a Joel Robles en diez minutos en los que Oyarzabal lanzó cuatro saques de esquina.

Rulli volvió a protagonizar una buena acción en una salida ante Tello, que estaba en fuera de juego, pero el Betis apenas llegó con peligro a la portería del argentino en la última media hora y Mikel Oyarzabal tuvo la última opción del encuentro con un disparo que golpeó en un jugador bético y el balón acabó en saque de esquina.

La verdad es que tampoco hubiera resultado justa la victoria de la Real porque el Betis fue superior en líneas generales, pero los de Imanol supieron sufrir sin balón, como menos les gusta jugar –apenas llegaron a un 37% de posesión en todo el partido– y el próximo jueves intentarán sacar adelante la eliminatoria.

Sangalli, muy contento tras su vuelta

Luca Sangalli reconoció en sus primeras declaraciones públicas desde que sufrió el ictus el 30 de octubre que «es difícil, pero con la ayuda de la familia, de los amigos, del equipo y de la Real he conseguido volver a estar en un terreno de juego, que es lo más importante y estoy muy contento por haber aguantado casi todo el partido. Ahora toca seguir adelante. Es complicado lo que he pasado, es un duro golpe, pero he trabajado a tope para estar en el verde, es lo que todos queremos».

Sobre su actuación añadió que «me he sentido bastante bien, tenía miedo de ver cómo iba a responder por el ritmo y porque en este campo se viene a correr mucho y me he encontrado cómodo. No he sentido nada diferente por lo que pasó. Ha sido un muy buen partido, disputado, con ocasiones en ambas áreas, acabó 0-0 y nos lo jugaremos en la vuelta con el apoyo de la afición y a ver si podemos sacar la eliminatoria adelante».

Sangalli agradeció la ovación que recibió al dejar el campo: «Ha sido muy emocionante. Lo que he pasado es duro, pero recibir el reconocimiento de una afición como ésta es muy importante y doy las gracias a todos por apoyarme así».

Imanol dijo que «a todos nos alegra ver a Luca, estamos muy contentos por él. Hemos sabido replegarnos, pero también hemos tenido ocasiones. Hemos hecho muchos cambios y nos llevamos este empate con jugadores jóvenes. Hemos hecho un gran esfuerzo y nos vamos contentos, no es fácil jugar contra un rival que exige tanto». J.I.