2019/03/14

EH Bildu irá a Madrid con Pozueta por Nafarroa y Aizpurua por Gipuzkoa

EH Bildu despejó la incógnita sobre sus candidatas por Gipuzkoa y Nafarroa. La gran sorpresa la dio Bel Pozueta, madre de uno de los jóvenes de Altsasu y portavoz de Altsasu Gurasoak y que aspira a ser diputada por Nafarroa. Pozueta explicó en una rueda de prensa los motivos por los que ha dicho sí: «hasta mirar y respirar es hacer política».

Aritz INTXUSTA|IRUÑEA
0314_eh_belantxon

Pozueta seguía siendo la madre de Adur Ramírez de Alda ayer. Ningún responsable de prensa le escribió lo que tenía que decir. Desdobló un papel y anunció una decisión esperando que «la gente la entienda». Ella explicó que ha dado el paso porque ha aprendido a empatizar con las injusticias que ha visto durante la pesadilla en la que vive desde la pelea del Koxka de octubre de 2016. De algún modo, dijo que lo hace para devolver toda la solidaridad recibida.

«Lo he tenido que decir muchas veces. Decidle a la gente joven y también a la gente mayor que hay que luchar, que no se queden en casa. Hay un montón de razones para luchar», afirmó.

Confesó que le costó tomar la decisión, pero porque el reto le parecía muy grande, muy difícil. La implicación en política le parece, por contra, natural. «Yo pienso que hasta mirar y respirar es hacer política», aseguró.

Ella en lo que es experta es en temas de igualdad, de género y de educación. Es a lo que se dedicaba. Pero sobre todo, se presentó con la determinación de luchar contra las injusticias. Así, habló de las cárceles, de los presos políticos catalanes, pero también de las demás personas privadas de libertad. También de las mujeres que sufren la violencia. Recordó que ella también ha sufrido el alejamiento y que ese doble castigo tiene que finalizar. Dijo, también, que da el paso por historias como la de Huerta de Peralta.

La de ayer seguía siendo la historia de una madre que no va a parar de luchar, una historia muy personal. «Cuento con gente que me va a ayudar –aseguró Pozueta–. Sé que me van a cuidar. Sé que mi familia está ahí. He hablado con Adur y me ha dicho que aurrera», relató ante la prensa.

Pozueta aseguró que no va a dejar Altsasu Gurasoak. No puede. «Sigo siendo madre». Eso sí, abandona las labores de portavocía de los padres de los jóvenes condenados por la pelea con los guardias civiles. Su hijo cumple una pena de 12 años. Dijo tener plena confianza en los que van a sustituirla. «Yo tampoco sabía nada cuando empecé. Sucedió porque había que salir en un programa ETB y los demás no querían. Luego aprendí todo lo que sé».

Terminó la intervención con silencio y aplausos sinceros. Muy emotivo. Para nada se trató de una presentación normal.

 

El salto de la primera directora de GARA

No es la primera vez que Mertxe Aizpurua aparca la grabadora y levanta las manos del teclado del ordenador para ejercer la política. Aizpurua tomó las riendas de GARA cuando era un recién nacido, gracias a la generosidad de miles de personas que querían que habían visto a Baltasar Garzón reducir “Egin” a cenizas. Estuvo al frente de este periódico entre 1999 y 2004. A día de hoy, la que será cabeza de lista de la formación EH Bildu por Gipuzkoa continúa desempeñando su labor en el semanario “Zazpika”. Ha cumplido 59 años. Acaba de publicar el libro “Argala. Pensamiento y acción. Vida y escritos”.

El primer paréntesis en su carrera periodística llegó en 2011, cuando dio el paso para convertirse en la alcaldesa de su pueblo, Usurbil. Fue una de las muchas personas que irrumpió en la arena política para salir del largo periodo de ilegalización. En esa legislatura fue nombrada como presidenta de Udalbiltza.

Por tanto, con su puesto en la candidatura al Congreso por Gipuzkoa, en realidad, Aizpurua da el salto de la política municipal y más apegada a la gente a otra más alejada y que se juega en un campo ajeno.

En las pasadas generales, EH Bildu consiguió una única diputada por Gipuzkoa, Marian Beitialarrangoitia.

MOVILIZARSE

La idea fuerza que transmitió Pozueta es que hay que empatizar con los que sufren y «moverse», porque «es momento de lucha». Aseguró que «hay muchas maneras de hacer política y desde mi humildad creo que puedo aportar otras maneras mas dignas».