2019/10/10

Momento justo, estadio adecuado

Con 19 años, debuta junto a su hermano y su gol derrota el United; se estrena en Bundelisga y dos goles suyos acaban con el Bayern.

Joseba VIVANCO
1010_kir_internacional

El St. James Park, como así se llamaba el estadio hasta hace poco y desde hacía 119 años, donde han actuado desde los Rolling Stones hasta Bod Dylan, ha dejado de llenarse como cuando el manchego Rafa Benítez se sentaba en el banquillo de los de Newcastle. Desde que se fue no se ha llegado ni a 48.000 espectadores y este curso se están registrando las asistencias más bajas de los últimos años, tanto que jamás se hubiera pensando que un día antes de recibir este domingo al Manchester United hubiera aún entradas. Quien se quedó en casa por lo poco que transmiten la ‘urracas’ nunca podrá decir que vio en vivo y en directo jugar y marcar al nombre destacado de la jornada de la Premier, de nombre Matty y de enrevesado apellido Longstaff. El chaval, de 19 años y 199 días, debutó en liga formando la dupla de mediocampistas junto a su hermano de 21 años, Sean, y del primero fue el solitario golazo que derrotó a los Red Devils de un Ole Gunnar Solskjaer cuyo equipo va en caída libre a dos puntos del descenso y a 15 del súper líder Liverpool, más aspirante al título si cabe tras la derrota en casa 0-2 del City de Pep Guardiola ante los Wolves.

Los Citizens están a ocho puntos de los Reds, pero es que entre el segundo y el décimo clasificado hay sólo 5 puntos. Ganó el Liverpool justito en el último suspiro, venció por la mínima el Arsenal, solventó el Chelsea sobrado, el Everton se hunde en la tabla y el Tottenham de Mauricio Pochettino sufrió otro varapalo, esta vez ante el Brighton, 3-0, con doblete de otro héroe inesperado, Aaron Connolly, quien hasta 2016 jugaba en Irlanda, en el Mervue United, un club amateur de Galway, su ciudad de nacimiento, que juega en séptima división irlandesa.

Son las pequeñas intrahistorias dentro de la historia. Como la de Sargis Adamyan, autor de los dos goles que le dieron el sonado triunfo al Hoffenheim en el Allianz Arena, a sus 26 años y en su primer partido como titular en Bundesliga. Hijo de emigrantes armenios, llegó a Alemania con cinco añitos. Hasta hace solo dos, jugaba en Regionalliga (cuarta división). En 2013 llegó a disputar algunos partidos en Tercera con el Hansa Rostock, club en el que se formó, pero a principios de 2014 fichó por TSG Neustrelitz. Tras dos temporadas y media allí, Adamyan fichó por el TSV Steinbach Haiger, también de Regionalliga, brillando durante dos campañas, lo que le valió para fichar por un Segunda disivión, el Jahn Regensburg. Hoy, sentenció a un Bayern, tercero en una jornada en la que nadie quiso ganar salvo el nuevo líder alemán, el Borussia Mönchengladbach, que goleó 5-1 al Augsburgo y se coloca en cabeza por primera vez desde 1984, cuando en el equipo jugaba un tal Lothar Matthaus y un joven Jupp Heynckes de 38 años era el entrenador.

El hecho es que salvo en Inglaterra, donde el Liverpool imparable de Jurgen Klopp encadena victorias de récord, la igualdad es máxima en los puestos nobles en el resto de campeonatos, como en Alemania: dos puntos separan al primero y al séptimo clasificado, y como curiosidad añadida, entre los cinco primeros tenemos dirigiendo a un exentrenador del Red Bull Salzburg, a un exasistente del club austríaco, a un exentrenador de las inferiores del mismo club y a un técnico del Red Bull Leipzig, pertencientes a la misma marca. Parece que los del ‘Toro Rojo’ lo están haciendo bien...

Entre los que no ganaron está el Borussia Dortmund, que en la próxima jornada, tras el parón de selecciones, recibirá en su imponente estadio al líder, el otro Borussia, término que proviene del latín Prusia, un antiguo reino que se extendió en parte de las actuales Polonia, Rusia, Lituania y Alemania. Mientras los primeros nacieron de unos jóvenes que desafiaron a la Iglesia local en 1909 para crear su propio club de fútbol, tomando el nombre de Borussia, una de las cervezas más famosas de la época, los ‘potros’ surgieron de un grupo juvenil, fundado también en una taberna, que eligió el término Borussia por su relevancia histórica.

Se verán las caras en el Signal Iduna Park o Westfalenstadion, que cuenta con la tribuna de pie más grande de Europa en la que se meten 25.000 almas y recrea una de las mejores atmóferas futbolísticas. Con sus 81.000 espectadores es el rey de los aforos no solo de Europa, sino del mundo. Ese ránking de asistencia media liderado por los aurinegros incluye al Camp Nou, el Allianz Arena, Old Trafford y en cuarto lugar Yadegar-e-Eman-Tabriz, o lo que es lo mismo, el estadio que alberga los partidos del Tractor Sazi FC, segundo clasificado ahora mismo en la Iran Pro Ligue, que mete de media cada partido a 66.000 fieles seguidores a un club detrás del que hay mucho más que fútbol.

Maradona ganó, Maradó, Maradó

El equipo representa a la región de Azerbaiyán oriental, donde reside la minoría azerí, que con cada cita en su estadio reclama derechos para su pueblo, y este club con sede en Tabriz es la vía de escape para hacerse notar ante las autoridades iraníes y hasta en Internet, donde sus seguidores son muy activos, y comparan sus pancartas con la de ‘‘Catalunya no es España’’ que puede verse en el feudo culé. Una de las más habituales reza ‘‘Azerbaijan es nuestra tierra, el tractor es nuestro lobo rojo’’, con un significado especial para los turcos azerbayanos.

Las fronteras actuales de Azerbaiyán son resultado del Tratado de Turkmanchay, en 1928. Como consecuencia, la cantidad de azeríes en Irán superan en número a los azeríes de la República de Azerbaiyán, unos 10 millones de personas frente a unos 18 en suelo iraní. Sus aficionados no lo tienen fácil, ni cuando se desplazan para jugar y son insultados, ni en su propio campo cuando a veces son detenidos por entonar determinados eslóganes, ni ante una gerencia del club de la que se ha apropiado el Ejército, al convertirse en máximo accionista de esta empresa de tractores. En cualquier caso, las penas con victorias son menos, y esta temporada las cosechan de la mano de su último fichaje, el ariete peruano Willyan Mimbela, tercer extranjero del equipo que dirige un técnico turco, junto con el brasileño Mazola y el japonés Yukiya Sugita.

Otro estadio fetiche es Ibrox Park. Allí, esta jornada, no solo el eterno Paul Gascoigne regresó para ser aclamado sobre el césped por la grada protestante, sino que la goleada del Glasgow Rangers –tres goles de Jermaine Defoe– y la derrota del Celtic, 2-0 ante el Livingston, catapulta a The Gers a la primera plaza. Liderato al que se aupó también la Juventus en el Derbi de Italia, 1-2 en casa del Inter al que desbancó. La otra cara, el galo Frank Ribery, en las filas de la Fiore, nombrado mejor jugador de octubre; la cruz, los dos equipos genoveses, Genoa y Sampdoria, que cierran la tabla en la Serie A.

El Napoli no ganó, pero festejó en su Twitter la primera victoria de Diego Maradona con su Gimnasia y Esgrima, «Y todo el bosque cantó, Maradó, Maradó...». Porque como rezaba una pancarta en el estadio del Spartak moscovita, ‘‘Lo importante es jugar de manera tal que después, durante los encuentros con quienes creen en ustedes, no sientan vergüenza de dar la mano ni tengan que retirar la mirada’’. 1-2 perdió el ‘Equipo del Pueblo’, décimo en la Premier rusa. Eligieron un mal día para dejar de oler pegamento...

SUSPENDIDO


En los 1/16 de la Copa serbia, el Estrella Roja visitaba al club más importante de la minoría serbia de Kosovo, el Trepça Mitrovica. La policía kosovar prohibió la entrada a los de Belgrado en suelo de Kosovo. Su Federación alega que no puede disputarse una competición extranjera en su territorio, aunque eso pasa cada semana en liga, como le ha recordado la propia FIFA. Historias del fútbol.