Aritz INTXUSTA|2018/02/13 00:00
LA PLAZA QUE SE QUEDÓ SIN TERMAS Y CEMENTERIO SÍ CONSERVARÁ EL CASTILLO

ESTABA CLARO QUE UN CASTILLO HABÍA, AUNQUE FALLARON LAS CÁBALAS SOBRE EL LUGAR EXACTO. LA APARICIÓN DE LOS CIMIENTOS DE UNA TORRE Y UN TRAMO DE MURALLA EN EL EXTREMO SURESTE DE LA PLAZA DEL CASTILLO DE IRUñEA EVOCAN LA POLÉMICA DEL PARKING. EL ALCALDE, JOSEBA ASIRON, ASEGURA QUE ESTA VEZ NO SE DESTRUIRÁ NADA.